lunes, 30 de julio de 2012

OCASO PEJINO

 Laredo (30-7-2012)
Cuando el día se torna naranja y la noche se asoma por el Este, dos bañistas se dan un último y refrescante chapuzón,  unos pocos "andaplayas" aceleran el paso para que no les atrape la oscuridad y una pareja de enamorados se susurra frases románticas al oído en un marco inmejorable.
La gaviota que sobrevuela la escena pone la guinda al pastel veraniego.

En la misma playa, tres "personajes" peculiares comparten el arenal con los anteriores.
 Un tipo con una gran cámara de fotos y unos prismáticos colgados del cuello se acerca a las gaviotas que sustituyen poco a poco a los humanos en la ya fría arena.
 Le siguen dos chiquillos recogiendo conchas y jugando entre risas que, observan, como su padre pierde interés por las aves y le dedica unos minutos al ocaso cantábrico.
¡Mañana será otro día!

6 comentarios:

  1. Muy bellos atardeceres.. Magníficas fotos.. Enhorabuena y un saludo desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana. Enlazo tu blog ahora mismo.
      Saludos

      Eliminar
  2. De eso no hay en Caceres,precioso aratecer y muy buen relato.
    Saludos

    ResponderEliminar