domingo, 14 de septiembre de 2014

CORRELIMOS ZARAPITÍN (Calidris ferruginea) ANILLADO EN NORUEGA

 Este viernes (12-09-14) mientras esperaba la llegada de limícolas en la orilla, junto al paseo de Colindres, un bando mixto de correlimos común y zarapitín se posaron a escasos metros de mí.

Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
Enseguida me di cuenta de que uno de ellos portaba unas vistosas anillas de colores.

 Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
 Todo mi interés fotográfico se centró en el joven anillado hasta que pude cogerle bien la "matrícula".

Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
Cuando tengo dudas con algún ave anillada suelo consultarlo con Antonio Gutiérrez, especialista en anillas de gaviotas pero que no le hace ascos a las de otras especies. Aquí tenéis su magnífico blog.
 Como decía, lo consulté con Antonio que me puso en antecedentes del proyecto al que pertenecía y me dio la dirección a la que enviar la observación. 

Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
Enseguida recibí el historial y gracias a él puedo deciros que fue anillado siendo pollo y mediante trampa de suelo por Alf Tore el 2 de septiembre de 2014, en la Estación Ornitológica de Revtangen (SW de Noruega).
Sólo han pasado 10 días desde que fue anillado en Noruega.

 Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
 Aquí le veis desfilando como un modelo profesional, incluso cruzando las patas al caminar.

 Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
 Crían en la Siberia ártica, muy al norte, y pasará el invierno en África (sólo unos pocos ejemplares invernan en el sur de la Península Ibérica) así que entre nosotros apenas pasará unos pocos días, los necesarios para reponer energías.

 Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
Para ello no paran de alimentarse cuando las mareas dejan al descubierto los limos de nuestros humedales... y con ellos su principal alimento, los invertebrados.

En este mapa (que he cogido prestado a Antonio Gutiérrez) se puede ver el punto donde fue anillado en Noruega y el de mi observación en Colindres
Un buen viaje para un ave de apenas 50 gramos de peso y muy pocos meses de vida, que además comenzó más al norte y finalizará bastante más al sur.
¡¡Migración en estado puro!! 

Muchas gracias a Antonio por la ayuda, y a Kjell Mork Soot por su rápida respuesta con el historial del zarapitín viajero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada