martes, 23 de septiembre de 2014

REENCUENTRO CON ELEONOR Y OTRAS HISTORIAS

 Tarabilla norteña (Saxicola rubetra)
Seguimos en este acelerón en la publicación de entradas para ponerme al día con las fotos y la actualidad.
Empezamos con unas del día 17 de septiembre con unos paseriformes migrantes que parece que nos "invaden" durante estas fechas.  

 Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)

  Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)
Inmortalizado el "tic" que sacude una de sus alas mientras emite su reclamo.

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)
La paloma torcaz quiere quitar protagonismo a la collalba en la foto, pero esta serie estaba dedicada a los pequeños migrantes así que el pie de foto no lo cambio.

 Busardo ratonero (Buteo buteo)
Ahora unas rapaces...

 Alcotán europeo (Falco subbuteo)
En Escalante pude disfrutar del ágil vuelo de varios alcotanes.

 Halcón de Eleonora (Falco eleonorae)
Y para mi sorpresa el halcón de Eleonora volvió a aparecer, por última vez, un día después de su descubrimiento, el 18 de septiembre en esta ocasión.

 Esta concentración de halcones parece que dan buena cuenta de las muy abundantes libélulas que se concentran en esta zona. 

 Otros insectos se solazan en este verano seco que ahora finaliza.

 Martín pescador (Alcedo atthis)
Dejamos la campiña y nos dirigimos a la marisma... y allí es casi imposible no encontrarse con el ubicuo martín pescador.

 Charrán patinegro (Sterna sandvicensis)
Los jóvenes charranes no dejan de solicitar alimento a sus padres.

 Gavión atlántico (Larus marinus)
Los gigantes de la marisma descansan en Colindres.

 Correlimos zarapitín (Calidris ferruginea)
Nunca he visto tantos zarapitines como este año. Más de 20 se concentran cada día junto al paseo de Colindres entre ellos uno conocido e identificado del que hablaré otro día.

 Y finalizo con este lance entre una águila pescadora y un halcón.

 A pesar de la diferencia de tamaño "David" expulsó a "Goliat".

Águila pescadora (Pandion haliaetus)
El águila se alejó pero no soltó, ni mucho menos, el pez que tenía fuertemente prendido de sus garras.
¡¡Hasta ahí íbamos a llegar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada