lunes, 18 de enero de 2016

DOS "RARAS" POR DISTINTOS MOTIVOS

 Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla)
El último temporal ha traído a nuestras costas nuevos e interesantes visitantes. La gaviota tridáctila es común en el mar Cantábrico pero sus costumbres, muy pelágicas durante la invernada, hacen de ellas una "pieza" codiciada para cualquier pajarero sin embarcación.

 Gaviota tridáctila (Rissa tridactyla)
Los temporales las acercan a la costa e incluso las introducen en nuestros puertos cuando las fuerzas escasean para luchar contra los elementos. Eso pareció ocurrirle a esta pobre que descansaba en el puerto pesquero de Laredo durante el fin de semana. Por tanto podemos decir que las gaviotas tridáctilas son relativamente "raras" de observar desde la costa.

 Gaviota del Caspio (Larus cachinnans)
Otra gaviota "rara" para nuestra avifauna es la gaviota del Caspio que cría en el E. de Europa y Asia Central y es muy poco corriente por aquí, además de bastante complicada de identificar para el ornitólogo poco avezado. Llama la atención a la hora de diferenciarla de sus parientes las patiamarillas, su cabeza pequeña, cara más blanca y pico más fino... por decir algo je,je,je.

 Gaviota del Caspio (Larus cachinnans)
Esta si que es "rara" para nuestros pajareros...

 Gaviota del Caspio (Larus cachinnans)

 Gaviota del Caspio (Larus cachinnans)
Rara de ver... pero ya no es rareza. Sabéis que hay muchos aficionados a buscar "bichos raros" allá donde aparezcan y esas especies catalogadas como rarezas nacionales por el correspondiente Comité de SEO son las más deseadas por estos "chalados con prismáticos" (con cariño, eh? que a mi me encanta encontrarme con pájaros poco comunes).
 Pero han cambiado los criterios para que una especie sea catalogada como rareza (5 o menos citas al año) que unido al mayor número de observadores en el campo, hacen que nos demos cuenta de que algunas aves son regulares, aunque escasas, durante su invernada o paso migratorio por la península Ibérica.
Pues a lo que iba; que la gaviota del Caspio ha dejado de ser rareza nacional aunque para mi sigue siendo un bicho raro, raro, raro.

Hoy es el día más triste del año según un estudio que tenía en cuanta variables como el clima, el salario, o que nuestros propósitos de principio de año ya se han desvanecido... El tiempo si que era tristón pero gracias a la "rara" gaviota del Caspio y al arco iris que hemos disfrutado desde la ventana de mi cocina, qué queréis que os diga:
¡¡Tristes somos los humanos!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada