jueves, 29 de diciembre de 2016

PAGASARRI Y GANEKOGORTA (las montañas de Bilbao)

 El día 28 de diciembre nos animamos Daniel y yo a nuestro primer ataque invernal al Pagasarri (jejeje) y, si nos veíamos con fuerzas, subida al imponente Ganekogorta. Se trata de dos de las más clásicas cumbres de Bilbao, cuna de grande montañeros, y pulmón de mi querido "bocho".

Desde el aparcamiento comenzamos la subida pasando por hitos de mi infancia como la barrera, la fuente, hasta llegar al cruce de caminos donde se puede elegir la ruta deseada para subir al Pagasarri. Siguiendo por la izquierda, ruta hacia el Pastorekorta, por la derecha, hacia Arraiz, y por el centro, la que elegimos, por el camino viejo.

 
Por la pista de la derecha, por la que bajamos a la vuelta, se disfrutan de las mejores vistas de Bilbao y se pueden apreciar algunos de sus monumentos más característicos como son la Catedral: San Mamés...

...o la caseta del perrito Puppy: el Guggenheim.

Seguimos con nuestra subida al Pagasarri atravesando un bosquecillo de robles y hayas, un paraíso entre tanta plantación de pinos.

 
Reyezuelo listado (Regulus ignicapilla)

Trepador azul (Sitta europaea)

Petirrojo (Erithacus rubecula)

El ave más abundante durante nuestra subida fue el herrerillo capuchino aunque fui incapaz de fotografiarlo. Le recordé a Daniel un lugar donde tenía localizado un nido de capuchino (un cuarto de siglo atrás) y me encontré con un enorme agujero realizado por alguna otra especie bastante mayor que se aprovechó del trabajo inicial del pequeño herrerillo. 

 Finaliza el sendero viejo y nos incorporamos a la pista que viene del Pastorekorta.

Ya estamos llegando.

 Pagasarri, 673 mts.

A lo lejos vemos nuestro siguiente objetivo: El Ganekogorta.

 Al otro lado Bilbao... y ¡el bar del Paga!

 Al calorcito...

 Café con leche: 1, 50 euros
Pincho de tortilla: 1,40 euros
En el monte todo sabe mejor. ¡Riquísimo!

 ¿No sé porqué me gustó este cuadro?

 Reiniciamos la marcha.

 Todos los senderos están perfectamente indicados y es prácticamente imposible perderse.


Paradas obligadas en las neveras del Pagasarri y en la fuente del Tarín.

 Camino del Ganekogorta.

 La ropa va sobrando por el esfuerzo.

 Con la cumbre de fondo.

 Camachuelo común (Pyrrhula pyrrhula)
Bisbitas y camachuelos fueron las aves que nos acompañaron durante la subida.

 Impresionantes vistas.

 Tres buitres leonados planeaban sobre la cima.

 
Buitre leonado (Gyps fulvus)

Todavía ando con pruebas con Daniel; a ver si aguanta la subida, a ver si no se aburre... Me da mil vueltas el niño este. Aquí le veis llegando a cumbre al galope ¡con el viento que soplaba!

 Monte Bocinero:
 "Durante la Edad Media, para convocar las Juntas Generales, hacían sonar cuernos al mismo tiempo que se encendían grandes hogueras en 5 de las cimas más singulares de Bizkaia: Gorbea (1481 m.), Sollube (686 m.), Oiz (1029 m.), Ganekogorta (998 m.) y Kolitza (879 m.).
Además de estar situadas en puntos estratégicos, estas cimas ofrecen vistas panorámicas que abarcan gran parte de nuestro territorio."

 Los 998 m. del Ganeko nos permiten alcanzar los emblemáticos 1.000 m. subiéndonos al monolito de la cima.

 A pesar del magnífico día que tuvimos, en la cima había que abrigarse.

 ¡Maravillosa mañana en las montañas de Bilbao!

6 comentarios:

  1. Original entrada Ernesto, feliz año y a esperar tus nuevas entradas del blog en 2017.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josean!! A seguir disfrutando de las olas y la Naturaleza.
      Saludos

      Eliminar
  2. Bonita excursión Erni...!!!...Ya puedes ir entrenando el sprint, que Dani en cuanto vea cima saldrá disparado...!!!...Feliz Año Nuevo y un saludo desde Usansolo.
    José Mari.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este ya no le pillo jejeje.
      Feliz 2017, José Mari!!

      Eliminar
  3. Estoy bastante convencido de que ese agujero del árbol es hogar de un Lirón.

    ResponderEliminar