jueves, 13 de septiembre de 2018

JUGANDO AL ESCONDITE CON UN ARMIÑO



Armiño (Mustela erminea)
El armiño y la comadreja son 2 mustélidos habituales en la costa cántabra y no es raro encontrarse con uno de estos pequeños carnívoros, auténticos controladores de las poblaciones de roedores y maravillosas adaptaciones de la evolución para tal cometido.
Hace un par de días me encontré en Escalante con este simpático armiño que correteaba por un prado, investigando en cada zarzal tratando de localizar su almuerzo.

 Armiño (Mustela erminea)
Fue en este preciso momento cuando el minidepredador me localizó y, por lo visto, no le hizo demasiada gracia mi presencia. Se ocultó entre los matorrales que tenía más cercanos y desapareció. Esperé paciente mi oportunidad, pues no es raro que estos curiosos mamíferos se dejen volver a ver, algunas veces con aparente indiferencia hacia su potencial enemigo, en este caso yo mismo, y no es recomendable dejar pasar estas oportunidades que te brinda la Naturaleza.

 Armiño (Mustela erminea)
Me tocó un armiño discreto y apenas pude verle alejándose en veloz carrera junto a la pista hasta esconderse entre una balas de hierba. Fue todo muy fugar y apenas pude disparar un par de fotos instintivamente... y así fue el resultado.
 Espero que os guste...
 Quiero decir, ¡espero que me perdonéis!

Torcecuello euroasiático (Jynx torquilla)
Otro que jugó al escondite conmigo fue este torcecuello que ayer observé en Carasa. El reportaje fotográfico para este singular pícido no dio para más.
¡¡Buen pajareo para todo el mundo!!

1 comentario:

  1. La foto mirando a la cámera es una preciosidad. Hace 20 años que no veo un armiño en España.
    Abrazos

    ResponderEliminar