viernes, 27 de noviembre de 2020

LIMICOLADA EN LA MARISMA

El Regatón (Laredo)
El fin de semana pasado anduvimos por los límites municipales de Laredo y Colindres, mi amigo César y yo.
 El espectáculo era grandioso.

jueves, 19 de noviembre de 2020

RECUPERACIÓN DE BOSQUES CANTÁBRICOS

La Fundación Lurgaia es una entidad que se dedica a recuperar ecosistemas cantábricos, especialmente bosques, mediante la sustitución de cultivos de pino y eucalipto en lo que serán futuros bosques, mediante el voluntariado ambiental y la Custodia del Territorio.

El proyecto del que tratamos en esta entrada es Undabaso, desarrollado en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai (Bizkaia), espacio que tampoco escapa a los cultivos de madera rápida que asolan, cada vez más, al piso colino de todo el Cantábrico y Galicia.

En este caso se trata de la adquisición de casi 48 hectáreas (modesta cantidad para lo que se mueve por aquí) de terrenos con cultivos de pino de Monterrey sobre los que pendía el peligro de compra para la plantación de eucalipto. Esta superficie se unirá a las 105 que ya están en proceso de restauración y que esperamos que vaya creciendo poco a poco.

Aquí os dejo el enlace a su página desde la que podéis hacer una donación, en la medida de vuestras posibilidades, para que este proyecto se lleve a buen término. 

Soy de la opinión de que es importante apoyar estas acciones cuyo único fin es el bien de todos nosotros. Muchos pequeños gestos generosos hacen grande al ser humano. Además estoy seguro de que te hará sentir mejor en lo personal, un paso más cercano a la plenitud. Verás como sí.

Os paso la nota de prensa enviada a los medios convencionales por los amigos de Lurgaia.

 NOTA DE PRENSA

 UNDABASO, el bosque que viene

La Fundación LURGAIA Fundazioa está creando el robledal más grande de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y el segundo mayor de Bizkaia. Un bosque que crece gracias a cientos de personas que colaboran en favor de la biodiversidad y contra el cambio climático.

La entidad acaba de iniciar una campaña de recaudación de fondos para conseguir su próximo reto: recuperar 153 hectáreas de bosque autóctono. Es el bosque de Undabaso, en Ibarruri, Muxika, donde robles, fresnos, acebos y muchas otras especies autóctonas crecen entre los grandes monocultivos de pinos y eucaliptos que dominan el paisaje de Bizkaia.

¿Dónde están nuestros bosques?

A lo largo de los siglos hemos ido destruyendo los bosques para atender nuestra demanda de madera, leña, alimento, papel y productos agroganaderos. Hoy en día, en Bizkaia solo tenemos el 10% de los robledales que antaño ocupaban nuestro territorio. Las masas arboladas que vemos a nuestro alrededor son, en su mayoría, cultivos de pinos y eucaliptos; aunque constituyen un importante recurso económico, reducen la biodiversidad, alteran el ciclo del agua y favorecen la pérdida de suelo. La recuperación de parte de los bosques perdidos devuelve naturalidad al territorio.

El bosque de UNDABASO

La historia parece sencilla: una familia decidió mudarse a vivir a un entorno natural, concretamente a Undabaso. Sus terrenos estaban ocupados por una plantación de pinos, en lugar del bosque esperado, con su variedad de especies y de colores. Así que contacta con la Fundación Lurgaia y firman el primer acuerdo de custodia del territorio de lo que ya se conoce como el futuro bosque de Undabaso. Un bosque que va creciendo gracias a la adquisición de más parcelas y más acuerdos de custodia. Será el robledal mixto más grande de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y el segundo mayor de toda Bizkaia. La Fundación Lurgaia Fundazioa, impulsora del proyecto, es una entidad sin ánimo de lucro y lleva, desde su creación en 2002, trabajando para la recuperación de nuestros bosques autóctonos.

La Custodia del Territorio

La custodia del territorio se basa en el acuerdo voluntario entre un propietario de un terreno y una entidad de custodia para la gestión de dicho terreno por esta última. Los acuerdos pueden

ser de compra o de cesión de uso. Actualmente LURGAIA gestiona, mediante custodia del territorio, alrededor de 450 hectáreas en diferentes ubicaciones. Todos los terrenos se dedican a conservación estricta, sin fines de explotación económica.

Trabajando por el bien común

Cada año LURGAIA planta miles de árboles y arbustos de especies autóctonas, la mayoría en jornadas de voluntariado medioambiental. Los bosques tardan cientos de años en alcanzar la plenitud, de manera que se trata de un legado para las generaciones futuras. Ellas serán quienes disfrutarán de este futuro bosque. Las jornadas de voluntariado suponen una experiencia de responsabilidad y compromiso social, de sensibilidad y de conexión con nuestro medio natural.

UNDABASO, el bosque que viene LURGAIA ha iniciado a través de su web www.lurgaia.org una recaudación de fondos con el lema “Undabaso, el bosque que viene”. Necesitan financiación para hacer frente al pago de 48 hectáreas más para este bosque, que entonces alcanzará las 153 hectáreas de extensión. Hacen falta 45.000 € para completar dichos pagos. Todas las aportaciones son importantes y muchas aportaciones pequeñas hacen una grande. También se busca el apoyo de entidades, empresas grandes o pequeñas que sientan que pueden contribuir a mejorar el estado de nuestro medio natural y luchar contra el cambio climático.

Lavandera enlutada (Motacilla yarrellii)
Para cuidar de nuestras aves lo primero que hay que hacer es cuidar sus ecosistemas.

Lavandera enlutada (Motacilla yarrellii)
En Laredo se ven estos días bastantes lavanderas enlutadas.

Lavandera enlutada (Motacilla yarrellii)
La bonita y oscura variedad británica de la familiar lavandera blanca.

Bisbita pratense (Anthus pratensis)
Y los bisbitas han invadido nuestros campos.

Bisbita pratense (Anthus pratensis)
Pero para poder disfrutar de una buena variedad de especies (biodiversidad) es necesario conservar los hábitats originales de todas ellas en las mejores condiciones.
Undabaso es una bendición para nuestros bosques y hay que tener la esperanza de que ideas parecidas se implanten en la mayoría de nuestros espacios naturales. 
¡¡Mucha suerte, Lurgaia!!

¡¡Buen pajareo para todos!!

viernes, 13 de noviembre de 2020

SEPARADOS POR UN VIRUS

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)
Unas pocas fotos de principios de mes, cuando aún podíamos movernos entre municipios. A muchos de estos pequeños les echo de menos.

sábado, 7 de noviembre de 2020

APROVECHANDO EL CONFINAMIENTO PERIMETRAL

Colimbo grande (Gavia immer)
La limitación decretada por el gobierno de no salir de los límites de nuestro municipio durante las próximas fechas, me ha "obligado" a darme cuenta, más bien recordar,  la riqueza natural que posee el precioso lugar en que yo habito: Laredo.
Acercándome a la zona de El Puntal he podido disfrutar del primer Colimbo grande de la próxima invernada en las Marismas de Santoña, probablemente el enclave de la Península Ibérica desde donde mejor se puede disfrutar de esta emblemática especie.

Escribano soteño (Emberiza cirlus)
En los zarzales que salpican la zona de dunas es posible encontrarse con una buena variedad de pajarillos.

Tarabilla común (Saxicola torquatus)
Los más comunes y conspicuos como la tarabilla.

Cisticola buitrón (Cisticola juncidis)
Algunos diminutos a pesar de su aparatoso nombre.
 
Chochín (Troglodytes troglodytes)
Otros nombres dejan poco lugar a la imaginación.

Cisticola buitrón (Cisticola juncidis)
Seguimos por la zona dunar.

Mosquitero común (Phylloscopus collybita)
A los fotografiados podemos añadir otros como bisbitas, zorzales, petirrojos, alondras, urracas, mirlos, estorninos...

Barnacla carinegra (Branta bernicla)
Y asomándonos a la playa de El Regatón...

Barnacla carinegra (Branta bernicla)
Van llegando las barnaclas carinegras a nuestra marisma.

Barnacla carinegra (Branta bernicla)
Estos pequeños gansos eran hace pocos años una rareza por nuestros pagos.

Barnacla carinegra (Branta bernicla)
Estos últimos inviernos han superado el medio millar de ejemplares los que han decidido que nuestro querido Laredo es un lugar perfecto para alimentarse de esa hierba acuática llamada zostera que abunda en El Regatón. El Monasterio de Montehano, de fondo, otro lugar privilegiado de nuestro entorno para observar aves.

Ánsar común (Anser anser)
Son estos, días de gran trajín migratorio, con gansos, palomas y grullas sobrevolando nuestras cabezas.

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)
Otros llegan y sedimentan entre nosotros.

Jilguero europeo (Carduelis carduelis)
Los hay que son sedentarios y muy conocidos.

Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala)
Otros mucho más tímidos.

Barnacla carinegra (Branta bernicla)
Conté 131 ejemplares esta mañana... poco a poco llegarán más individuos y nuevas especies que, desde hace unos cuantos años, otorgan a este humedal todas sus figuras de protección (ZEPA, LIC, Ramsar y Red Natura 2000) y ser considerado la más importante zona húmeda del norte peninsular. La Doñana cantábrica. 

Barnacla carinegra (Branta bernicla)
Además es un paraíso para cientos de personas que cada año lo visitan venidos de todos los rincones de España y, cómo no, de muchos otros países de Europa y más allá, con el único objetivo de disfrutar de nuestra privilegiada naturaleza y de nuestra hospitalidad.
¡¡Buen pajareo para todo el mundo!!
 

viernes, 6 de noviembre de 2020

APACIBLE JORNADA CON AVES Y AMIGOS

Buitrón (Cisticola juncidis)
Finalizamos el mes de octubre en buena compañía, con los amigos César Palacio y Javier Aizcorbe, disfrutando de nuestra naturaleza más cercana.

viernes, 30 de octubre de 2020

DESDE CARDAÑO DE ABAJO HACIA ARRIBA

Busardo ratonero (Buteo buteo)
Escapada a la Montaña Palentina los días 14 y 15 de octubre con la buena compañía de mi amigo César.

miércoles, 28 de octubre de 2020

MARISMAS DE COLINDRES

Ostrero euroasiático (Haemotopus ostralegus)
El domingo nos asomamos al balcón de las Marismas de Colindres unos amigos con ganas de disfrutar de una Naturaleza color otoño, casi invierno . 
Marismas de Colindres

Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus)
El aguilucho levantó todo el averío a su paso, un joven correlimos zarapitín entre todos ellos. 

Espátula común (Platalea leucorodia)

Lavandera boyera (Motacilla flava)
En las pistas de atletismo una despistada Lavandera boyera, muy cerca de unas decenas de gorriones molinero. 

Silbón europeo - Ánade rabudo
En la marisma una buena variedad de especies e individuos de nuestras admiradas aves. 

Archibebe común (Tringa totanus)

Chorlito gris (Pluvialis squatarola)
 Una entretenida mañana con una interesante panoplia de aves y seres humanos que habrá que repetir cuando se pueda. 
¡¡Buen pajareo para todos!! 

jueves, 22 de octubre de 2020

CORRELIMOS ZARAPITÍN TARDÍO EN LAREDO

Archibebe común (Tringa totanus)
Esta semana en diferentes puntos de las marismas de Santoña unas cuantas aves se han  dejado ver y fotografiar.

viernes, 16 de octubre de 2020

EL REY DEL VALLE

Cuervo grande (Corvus corax)
Finalizando el mes de septiembre mi hijo Daniel y yo pensamos que era buen momento para pasar una noche en la montaña cántabra para disfrutar de la berrea.
Acentor común (Prunella modularis)
Caminamos durante horas para llegar a los prados subalpinos donde pensamos que el espectáculo sería más visible y espectacular. 

Busardo ratonero (Buteo buteo)
Durante la marcha nos entretuvimos con variedad de aves.

Bisbita alpino (Anthus spinoletta)

Águila real - Buitre leonado
Un subidón de adrenalina cuando, cicleando entre unos buitres leonados, descubrimos un águila real.

Águila real - Buitre leonado
Dos magníficos representantes del vuelo planeado.

Águila real (Aquila chrysaetos)
Un ejemplar inmaduro.

Águila real (Aquila chrysaetos)
Un ave fascinante.

Llegamos a la zona adecuada con tiempo para ir situándonos en miradores adecuados.

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
A eso de las 18:30 los berridos de los machos retumbaban de todos los rincones, parece que no había ni un solo espacio sin su correspondiente macho excitado. Muchos de ellos se retaban caminando en paralelo, pero no nos regalaron ninguna pelea.

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Parecía que los más poderosos ya tenían sus harenes bien definidos.

Ciervo rojo (Cervus elaphus)

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Os presento a jefe de todos los venados. Su bramido retumbaba mucho más que el de los demás y los otros machos que osaban acercarse a su territorio acababan huyendo ante el poderío de semejante macho.

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Las hembras nos observaban tímidas.

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Pero el "rey" nos miraba desafiante luciendo su descomunal corona

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Su sola presencia nos producía escalofríos. ¡¡Tremendo!! 

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Cuidando de sus hembras.

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Otros machos hacían lo propio en territorios menos selectos.

Ciervo rojo (Cervus elaphus)
Pero con igual dedicación. Es lo que se espera de un ciervo en plena berrea.

Daniel
Dispuestos a pasar una noche en la montaña. Allí abajo la vida bullía.

La luz desaparece...

Pero los ciervos, bajo el influjo de la luna llena, no callaron en toda la noche. Una experiencia que recordaremos durante muchos años de la berrea en Cantabria en su plenitud.

¡¡Buen pajareo para todos!!