miércoles, 16 de abril de 2014

¡CUATRO AÑOS!

 Plácido era un joven buitre leonado de la famosa colonia cántabra de Candina y que ese mismo día cumplía 4 años alejado del resto de su familia. La mayoría de las carroñeras se peleaba en ese momento con alas, picos y garras, mientras devoraban el cadáver de un corzo, muerto esa misma noche. 
Plácido había comido la tarde anterior y no tenía ganas de meterse en trifulcas con el resto de buitres por unos pocos despojos y pellejos, y menos en un día tan importante para él. Estas continuas peleas forjaban el carácter arisco de su especie, y ese gesto, casi de matón de barrio, que los delataba.
 Nuestro joven buitre prefirió acomodarse en uno de los postes que afeaban el paisaje de la Sierra de la Vida pero que eran tan interesantes para un ave curiosa, con la mente abierta y ganas de conocer mundo. 
Desde allí divisaba gran parte de las Marismas de Santoña, el castreño Pico Cerredo, y el precioso Valle de Liendo además de, lo que más le interesaba, todos sus vecinos alados y sus vidas cotidianas.
Envidiaba la velocidad de los vencejos, el colorido de los jilgueros, la alegría de las golondrinas... pero él era un buitre, por favor, un poco de seriedad.

Se le acercó el gorrión al que llamaban por su alegría Chispas. De él envidiaba su descaro y desparpajo.
 El pequeño se posó a escasos dos metros de Plácido y ¡oh, sorpresa! se dirigió con simpatía al buitre al que interpeló:
-¿No te aburres?
-Pero, ¿cómo se te ocurre hablarme así?- preguntó anonadado el buitre, poco acostumbrado a este tipo de confianzas.
-Y ¿por qué no? Te conozco desde hace más de un año y sé que eres un buen tipo, raro pero buen pájaro.
-No creo que tengamos mucho de que hablar. Un buitre y un gorrión ¡Qué locura!
-Pues yo creo que sí. A los dos nos gusta observar... y los dos volamos. Yo te puedo enseñar los rincones más cercanos y escondidos que a ti te resultan inaccesibles, y tú llevarme a esas altas montañas donde nunca me he podido acercar pero con las que a menudo fantaseoexplicó el pequeño gorrión entusiasmado.
-Visto así...? -meditó Plácido.
-Vamos, sígueme -gritó Chispas a su nuevo amigo que observó como se adentraba en un cercano maizal.


Y así fue como Placido conoció un nuevo mundo de la mano del pequeño gorrión y, además, tuvo el placer de mostrar a Chispas la grandiosidad de las montañas y una nueva visión del mundo, desde las alturas, con una mayor perspectiva.

"No sin mis prismáticos" cumple también 4 años y su filosofía sigue siendo la misma desde que comenzó su andadura.
  Mostrar, compartir y aprender del resto de aficionados a la Naturaleza los misterios y bellezas del maravilloso mundo que nos rodea y que nos hacen disfrutar mucho más, de éso estoy seguro, en nuestro efímero paso por la vida.
Para ello prefiero quedarme con lo que nos une (como hacía el gorrión Chispas) y no con nuestras diferencias que, seguro son muchas, pero poco importantes.

Finalizo con las estadísticas del blog en su cuarto aniversario:
288.500 visitas, 217 extraordinarios seguidores y 712 entradas en las que he tratado de transmitir la pasión que siento por la vida y por todos sus protagonistas.

¡Muchísimas gracias por ayudarme a conseguirlo!



viernes, 11 de abril de 2014

EN ABRIL... AVES MIL

 Espátula común (Platalea leucorodia)
Buen momento para disfrutar en Santoña del paso de espátulas comunes hacia sus zonas de cría en Holanda.

 Espátula común (Platalea leucorodia)
Además la mayoría son preciosos adultos que lucen su plumaje estival con elegancia y distinción.

 Espátula común (Platalea leucorodia)

 Espátula común (Platalea leucorodia)
El día 6 de abril un buen bando de más de 20 ejemplares se alimentaba junto a las agujas colinegras al otro lado de la carretera de la charca de Gandarias, en Cicero.

 Garcilla bueyera (Bubulcus ibis)

 El día 9 de abril la charca presentaba un animado aspecto.

 Con la pleamar, mientras las espátulas descansan, los moritos se alimentan a su lado.

 Morito común (Plegadis falcinellus)

Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)
 Ese mismo día pude observar en la orilla una bonita hembra de cigüeñuela.

 Garceta grande (Casmerodius albus)
A día de hoy (11-4-14) todavía se pueden ver en la marisma algunos invernantes de lujo.

 Colimbo ártico (Gavia arctica)
Colimbo grande y ártico son de lo más destacado.

 Arao común (Uria aalge)
Pero llaman la atención por su elevado número los álcidos, alcas y araos que tanto en el puerto de Laredo como en el de Santoña dan color a sus tranquilas aguas.

 Aprovechan para alimentarse.

 Y cuidar de su plumaje.

Tres alcas rodeadas de un par de araos.

 Los típicos trenes de álcidos en vuelo, se forman ahora en el agua, lo que me facilitó la tarea de hacer un pequeño censo de las aves que había el día 9 en Santoña: al menos 20 ejemplares, 13 araos y 7 alcas.

 Avión zapador (Riparia riparia)
 A los que no pude contar fueron a los innumerables aviones zapadores que pasaron por la zona a muy baja altura y durante 10 minutos sin cesar.

 Foca gris (Halichoerus grypus)
El día 9 de abril la foca gris se dirigía a la boya donde descansa habitualmente. Lo que yo no tenía claro es cómo subiría a ella; ¿quizás de un salto tomando impulso?

 Foca gris (Halichoerus grypus)
Nada de éso. Todo es mucho más sencillo.

 Foca gris (Halichoerus grypus)
Se agarra con sus patas delanteras al borde...

 Foca gris (Halichoerus grypus)
Y con su propio peso se inclina la boya...

 Foca gris (Halichoerus grypus)
Facilitando que la foca se arrastre "como una foca"...

 Foca gris (Halichoerus grypus)
Y se coloque en el centro para equilibrar el conjunto. Además aprovechó para rascarse las espalda con la enorme argolla metálica.

Foca gris (Halichoerus grypus)
Esto lo suele repetir todos los días durante la pleamar.
 Y de este modo, por fin mis hijos, Daniel y Silvia, pudieron disfrutar de la famosa foca que se les había resistido durante todo el invierno.
¡Y cómo les gustó!

lunes, 7 de abril de 2014

ENTRE CHARCAS Y COLEGIOS

 Espátula común (Platalea leucorodia)
Este fin de semana tenía que conseguir alguna fotografía de espátula para un pequeño proyecto y a primera hora del sábado me encontré con este bando de unos 25 ejemplares, casi todos adultos, en la charca de Gandarias.

 Tarro blanco (Tadorna tadorna)
La luz era muy variable y la distancia demasiado larga pero las dediqué la mañana esperando que se desperezaran. 

 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)
Continúan un par de machos de cigüeñuela por la zona.

 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)

 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)

 Gavión atlántico (Larus marinus)
Este imponente gavión casi adulto, acude todos los días a la charca para acicalarse y beber agua dulce.

En la imagen de izquierda a derecha: espátula, cigüeñuela (patas), ánade real, pato cuchara, garcilla bueyera (pico), combatiente, focha y archibebe común.

Aguja colinegra (Limosa limosa)

Bisbita alpino (Anthus spinoletta)

Combatiente (Philomachus pugnax)
Un mínimo de 5 combatientes se alimentaban por la orilla de la charca.

Espátula común (Platalea leucorodia)
Finalmente las espátulas levantaron vuelo para buscar un lugar donde alimentarse y aproveché para hacer alguna fotografía.
 Como no quedé satisfecho con los resultados de esta jornada, he vuelto hoy con mejor luz y en compañía de mi hijo Daniel consiguiendo la foto que deseada.


Aprovecho para, en el apartado más personal del blog, comentar alguno de los últimos acontecimientos acaecidos en nuestras vidas.
Como el 6º cumpleaños de Silvia que, como cada año, da el banderazo de salida a la primavera.

Marian me acompañó en la pequeña charla que les di a los pequeños de la Clase de Luna del colegio Villa del Mar de Laredo. Silvia posó orgullosa con sus papás y el resto de la clase al parecer se lo pasó muy bien.
También estuvimos en el colegio Fray Pablo de Colindres donde más de un centenar de niños escucharon con atención las explicaciones que les pude dar sobre algunas especies en peligro de extinción, demostrando tener mucho interés y más sensibilidad que muchos adultos.

Pasando al apartado deportivo comenzaremos con la carrera de 10 km de Laredo en los que marqué unos discretos pero muy cómodos 49 minutos, todo ello enfocado para un posible y próximo maratón en Junio.
¡Eso son palabras mayores pero no me lo quito de la cabeza!

Comienza la temporada de bolo palma.

Afinando puntería para nuestro primer año compitiendo.

Pero aún no ha acabado la temporada de fútbol.

Y los chavales están en racha. Ahí tenéis uno de los goles de Dani que últimamente está que se sale.
¿Para cuando el Balón de Oro?

Al principio de temporada perdían todos los partidos... ahora los ganan todos, pero lo más importante es que en ningún momento han dejado de divertirse y pasarlo bien con sus amigos.
¡¡Ese Charles!!

lunes, 31 de marzo de 2014

DE CIGÜEÑAS Y CIGÜEÑUELAS

 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)
La charca de Gandarias (Marismas de Santoña) se encuentra durante estos días bastante animada.

 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus) hembra
Varias cigüeñuelas llevan, desde al menos el sábado, a sus anchas por los prados inundados de la zona, junto a bastantes archibebes comunes, agujas colinegras y una solitaria avefría.
Los milanos negros ya se han emparejado y han comenzado sus amoríos por los praderas cántabras.

 Tarro blanco (Tadorna tadorna)
Una pareja de tarros blancos, un ánsar común, unos pocos silbones, cucharas, porrón moñudo...

 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus) macho
Hoy he estado observando, junto a Roberto, las evoluciones de un par de machos de cigüeñuela.

 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus)
En algún momento han hecho amago de perseguirse, pelearse, como si se les despertase su instinto territorial. No descarto que se asienten en la zona, (si los azores, aguiluchos y halcones peregrinos las respetan) ya que el hábitat me parece muy propicio para esta especie.

 Combatiente (Philomachus pugnax)
Y junto a las esbeltas cigüeñuelas destacaban un par de bonitos combatientes.

En el mes de diciembre ya os informé de que habían retirado el gran nido de cigüeña que llevaba años en una torre eléctrica de Gama. En su lugar colocaron unas varillas metálicas para evitar que volvieran a nidificar en ese lugar.

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)
No conozco las razones para la retirada del nido (tal vez para evitar las colisiones con los cables) pero hoy he podido ver tres cigüeñas por los alrededores de Gandarias, tal vez buscando una nueva ubicación para su hogar, esperemos que en un lugar más seguro que el antiguo. 
¡Difícil elección!

Cuelgo este elocuente vídeo de como en la naturaleza todo está relacionado, y que mañana utilizaré para dar una pequeña charla a una "jauría" de más de 100 niños.
¡Espero sobrevivir al encuentro!