martes, 2 de septiembre de 2014

ARRIBADA DE PAPAMOSCAS Y MOSQUITEROS... A MI JARDÍN

 Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus)
 El sábado 30 de agosto me levanté a desayunar y me encontré con una grata sorpresa.

 Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus)
  Los árboles y arbustos de nuestro jardín se encontraban graciosamente adornados por multitud de pajarillos.

 Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus)
 Al menos una decena de mosquiteros musicales (el ave más abundante durante los pasos migratorios por nuestro territorio) revoloteaban en busca de insectos.

 Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)
 Otros tantos papamoscas cerrojillos hacían lo propio, normalmente a más baja altura que los pequeños mosquiteros, en lo que fue una espectacular irrupción de aves migratorias en Laredo y, más concretamente, a las puertas de mi casa.

 Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)
 Tantos papamoscas había que en ocasiones se disputaban el mismo insecto en el aire.

Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca)
Al día siguiente ya no estaban pero su recuerdo perdurará por mucho tiempo.
¡Nunca había visto nuestro jardín tan precioso!

sábado, 30 de agosto de 2014

UNA OSA MUY CURIOSA

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 De nuevo me he dejado caer (26 al 28 de agosto) por el Parque Natural de Somiedo (Asturias) con la intención de observar algún oso pardo en su medio. Estas son fechas muy propicias para localizar a los gigantescos plantígrados que, desde mediados de agosto hasta mediados de septiembre, se hacen bastante visibles en los canchales de estas montañas cuando buscan ciertos arbustos y sus frutos que son irresistibles para esta joya de la fauna ibérica.
Para localizar osos no hay que complicarse mucho la vida y lo mejor es dejarse guiar por otros observadores ya que estos animales repiten sistemáticamente sus zonas de campeo. Para evitar molestias a esta especie protegida lo mejor es hacerlo desde puntos concretos, en silencio y con respeto, y no tratar de emular a Grizzly Man y morir entre sus garras. Otra cosa es que haciendo alguna de las rutas típicas de esta zona te encuentres con un oso, algo posible pero improbable.
 Con esto quiero decir que no tenemos que ser "más papistas que el Papa". De acuerdo que nuestra presencia (me refiero a naturalistas en general) no pasa desapercibida para los osos pero de ahí a pensar que somos lo peor para nuestra Naturaleza... cuando por este parque pasa todo tipo de turismo, se organizan carreras de montaña y, en próximas fechas pasará por aquí la Vuelta a España de ciclismo (que me encanta) con toda su caravana multicolor y seguidores enfervorecidos... que queréis que os diga. El impacto que sobre nuestra fauna podemos causar, siempre que nos comportemos con educación y respetando las normas, creo que es mínimo comparado con el de cualquier otra actividad.

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 Tuve mucha suerte y desde un pueblo del mismo parque se podía disfrutar cada día de una hermosa osa y sus tres esbardos. Los pequeños tenían tiempo para jugar como niños.

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 Hubo un momento en el que dos de los oseznos se acercaron a la madre con la intención, aparentemente, de amamantarse.

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 Pero la mayor parte de su tiempo lo consumían devorando los frutos y las avellanas de su territorio.

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 La hembra nos tenía perfectamente localizados pero nada había que la perturbase lo suficiente como para abandonar su actividad diaria. Una actitud de cautela lógica en una madre de familia numerosa.

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 Los oseznos nunca andaban demasiado lejos.

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 Aquí vemos a los tres pequeños "escuchando" atentos la lección de mamá osa.

 Oso pardo  (Ursus arctos)

 Oso pardo  (Ursus arctos)
 Venteando los aires somedanos en busca de algún posible enemigo (algún macho se había visto por la zona) con su más desarrollado sentido; el olfato.

Oso pardo  (Ursus arctos)
 Los pequeños totalmente despreocupados en sus juegos y alimentándose, crecen y tienen un aspecto fantástico. La hembra, muy pendiente de sus pequeños, aún se ve flaca, pero estos meses a base de frutas y frutos (muy calóricos) se pondrá "hermosa como una osa", para pasar los duros meses de invierno sin problemas.
¡¡Un espectáculo maravilloso!!

miércoles, 27 de agosto de 2014

MIGRACIÓN PROGRAMADA

 Collalba gris (Oenanthe oenanthe)
Esta entrada está programada para el miércoles como programada parece la migración de las aves.

 Collalba gris (Oenanthe oenanthe)
Cada año por las mismas fechas y en los mismos lugares, es fácil encontrarse con las mismas aves.

 Collalba gris (Oenanthe oenanthe)
 En este momento los pajarillos se encuentran en plena migración y muchas especies poco habituales en nuestra costa se deja ver ahora con facilidad.

 Collalba gris (Oenanthe oenanthe)
La especie estrella de este pasado domingo en Laredo fue la pizpireta collalba gris.

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)
 Hasta 7 ejemplares en apenas 50 metros me encontré en la zona alta de la Sierra de la Vida (Laredo).

Pd: No suelo apuntarlo pero estas fotos están hechas con la Panasonic LUMIX FZ72 con el sol muy alto y una luz muy "dura".

sábado, 23 de agosto de 2014

MARCHARÁN LAS OSCURAS GOLONDRINAS...

Golondrina común (Hirundo rustica)
 Los últimos pollos de golondrina van abandonando sus nidos alegrando con sus trinos las calles de Laredo como inminente despedida del verano.

 Golondrina común (Hirundo rustica)

 Golondrina común (Hirundo rustica)

 Golondrina común (Hirundo rustica)
Elegida ave del año 2014 por SEO/Birdlife, la golondrina, como el resto de aves insectívoras de Europa, se encuentran en franco declive.

Golondrina común (Hirundo rustica)

Golondrina común (Hirundo rustica)

Golondrina común (Hirundo rustica)
Por pedir que no quede. Este pequeño reclama comida a un hermano que lo único que quiere es posarse en lugar seguro.

Golondrina común (Hirundo rustica)
 Ahora si llega un adulto y todos reclaman su ceba.

Golondrina común (Hirundo rustica)
 Pero sólo uno es el elegido...

Golondrina común (Hirundo rustica)
 Normalmente el más insistente y hambriento.

Golondrina común (Hirundo rustica)
 Y los adultos vuelta a buscar insectos, muchas veces a ras de suelo, en las carreteras.

Golondrina común (Hirundo rustica)

Avión común (Delichon urbicum)
También los aviones comunes se encuentran en la misma tesitura.

Avión común (Delichon urbicum)
 Y pronto marcharán hacia África hasta la próxima primavera.
¡Les echaré de menos!

Pd: También he visto mis primeros jóvenes alimoches volando. A ver si tengo suerte y mañana, entre partido de paddel y piscina, puedo fotografiar alguno. ¡Qué duro es esto!

viernes, 15 de agosto de 2014

PALOMA TORCAZ (Columba palumbus)

 Paloma torcaz (Columba palumbus)
 La mayor de nuestras palomas es sedentaria en la península Ibérica aunque en otoño recibimos a millones de ellas venidas del norte de Europa.
 Durante su paso por los Pirineos muchos miles son abatidas por los cazadores y la sensación que tengo es que cada año se ven pasar más bandos por la costa cántabra, quizás huyendo de esas matanzas indiscriminadas.

  Paloma torcaz (Columba palumbus)
Una voladora impresionante (he visto como alguna conseguía huir de un halcón peregrino que falló su primer intento de captura y que luego fue incapaz de atraparla en la persecución posterior), su vista es magnífica y abarca prácticamente los 360º lo que unido a su timidez por nuestras tierras hace de ella un ave difícil de fotografiar.

 Paloma torcaz (Columba palumbus)
Curioso que en ciertas ciudades se comporte con total confianza (como una paloma doméstica) mientras que en otras huye en cuanto localiza un ser humano, su potencial enemigo.
Seguramente tenga algo que ver con nuestro comportamiento, totalmente aniquilador con esta especie aquí en el norte.

Pd: Aquí una opinión con bastante fundamento sobre las incomprensibles prospecciones de petroleo en aguas canarias.

martes, 12 de agosto de 2014

EL REGRESO

 Golondrina común (Hirundo rustica)
En Liébana (Cantabria) se veían el pasado domingo cientos de aviones comunes y golondrinas. Se van juntando grandes bandos preparándose para migrar. 

 Golondrina común (Hirundo rustica)
Pero yo no había ido hasta Liébana para despedirme de las golondrinas... Más bien al contrario, el motivo era un esperado reencuentro.

  Y allí estaba Daniel esperándome, y nos dimos besos, abrazos, y cayó alguna que otra lagrima.
Ha aprendido muchas cosas  en el campamento (yo también) pero nos hemos echado mucho de menos.
 Ya tendremos años para distanciarnos y añorarnos.
Ahora disfrutamos otra vez de nuestras cosas juntos...

Y la música nos hace felices.

sábado, 9 de agosto de 2014

MoradoClaroCasiAzul

Vencejo común (Apus apus)
Pocas salidas al campo en este mes de agosto y pocas cosas nuevas que contar de las aves de nuestro entorno.

Vencejo común (Apus apus)
Nuestros vencejos ya iniciaron la migración hacia África pero podemos disfrutar con el paso de algunos más norteños estos días en Cantabria.

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)
Una imagen más típica del invierno, un cormorán grande capturando una anguila.

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)
 Siempre espectacular la lucha por sobrevivir.

Busardo ratonero (Buteo buteo)

Milano negro (Milvus migrans)
En el polder de Escalante, una veintena de milanos negros daban buena cuenta de los insectos que pululaban por los pastos recientemente segados.
 Desde mi punto de observación conocí a un fotógrafo de naturaleza cuyo trabajo me ha parecido sensacional, muy bonito. Se trata de José Pesquero y aquí tenéis parte de su trabajo.

A mí, al pasar las fotos al blog, alguna de ellas me ha cogido unos tonos morados que no sé a que se deben.
Cosas de la técnica... 

Milano negro (Milvus migrans)

Mientras se alimentaban tenían tiempo para las peleas y las persecuciones entre ellos. Incluso un despistado ratonero que pasaba por allí, sin comerlo ni beberlo, se vio metido en sus trifulcas y tuvo que huir tomando altura.

Busardo ratonero (Buteo buteo)
El ratonero se aleja...
¡Muy bonito, por cierto!