jueves, 18 de junio de 2015

FAMILIAS

 Ánade real (Anas platyrhynchos)
Este año me he sorprendido descubriendo patas con una cantidad de patitos inaudita. En este caso 18 pequeños que siguen fielmente a su "mamá" en una charca de Escalante.

  Ánade real (Anas platyrhynchos)
Probablemente muchos sean patitos adoptados ya que no es normal que los ánades reales pongan más de 13 huevos.

 Garza imperial (Ardea purpurea)
Las garzas imperiales continúan con la crianza de sus pollos.

 Garza imperial (Ardea purpurea)
Con el carrizal en todo su esplendor, apenas es posible verlas cuando llegan de las zonas donde capturan su alimento, justo antes de "sumergirse" en la vegetación para alimentar a sus pequeños.

 Zampullín chico (Tachybaptus ruficollis)
En las charcas del Sorbal casi todos sus vecinos están ocupados en las tareas reproductivas.

 Focha común (Fulica atra)
Ya habíamos visto a las familias de fochas.

  Focha común (Fulica atra)
Con algún pollo ya bastante crecido.

  Focha común (Fulica atra)
Los adultos se sumergen en busca de materia vegetal de la que alimentarse.

  Focha común (Fulica atra)
También tienen que cebar a sus pequeños que todavía dependen de sus mayores.

 Cisne vulgar (Cygnus olor)
En el caso de los cisnes es un poco diferente. Los adultos remueven el fondo con las patas, y con sus estilizados cuellos sacan a la superficie la vegetación para que sus pequeños se alimenten.

Cisne vulgar (Cygnus olor)
Buffet libre y abundante.

 Porrón europeo (Aythya ferina)
El menos común de los reproductores en Santoña es el porrón europeo y, además, este año sólo he visto una hembra con un único patito.

Porrón europeo (Aythya ferina)
 Una familia en su mínima expresión.

 Así fue la inauguración de mi exposición en la Sala Rúas de Laredo; Íntima y familiar, (agradecí que los únicos políticos presentes fueran amigos) rodeado de seres queridos y con pleno protagonismo para mi familia (Marian preparó un delicioso lunch y la pequeña Silvia decoró la sala con bonitas pajaritas de papel).
 Daniel nos deleitó con un pequeño concierto que tuvo gran aceptación por lo tierno de ver al niño (8 años) ante su entregado público y luchando contra los elementos, en forma de viento, que le dificultaba constantemente la ejecución.
¡¡Un fenómeno!!

También leí unas pequeñas palabras con las que pretendía transmitir la importancia de conocer y proteger lo que nos queda de Naturaleza, y la necesidad de evitar que empeore su estado de "salud". 
En la foto, Luis (impulsor y "culpable" de que me animase a preparar esta exposición) hace de insuperable atril durante mi lectura.
 ¡¡Siempre original!! 

En definitiva, muy contento de como salió todo y esperando que la sencilla pero trabajada selección de fotos que he realizado estos últimos meses en el Estuario del Asón haya servido para mostrar a los vecinos de Laredo el Patrimonio Natural que poseen a las puertas de sus casas.
Agradecer también a Javier Ibarra que me dedicara unas palabras muy emotivas en los tarjetones de presentación y que también estuvo presente en la inauguración.
¡¡Gracias a todos!!

Estamos en Sala Rúas en la Puebla Vieja de Laredo hasta el día 28 de junio.
Los horarios:
Viernes: 
19:30-21:30
Sábado: 
12:30-14:30
19:30-21:30
Domingo: 
12:30-14:30

Si alguien desea visitarla en otro horario que contacte conmigo y haré lo posible por atenderle.

4 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena! Ernesto. Me alegro mucho de tu éxito. Seguro que te lo mereces. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. En esta época del año andamos todos igual: toca participar de la reproducción de las especies, viviendo momentos muy especiales, verdad? Yo hace unos días anduve tras la pista de varios Rabilargos que crían cerca de casa, me da mucha tranquilidad ver que siguen haciéndolo pese a lo difícil que se lo ponemos a veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El milagro de la vida en todo su esplendor.
      Saludos

      Eliminar